Buscar este blog

martes, 2 de abril de 2013

¿SON NECESARIOS LOS CATÁLOGOS PARA VENDER MUEBLES?

Hola a todos, desde hace unos meses varios profesionales del sector nos preguntamos cómo aceptarían los comercios y los clientes finales un cambio en la forma de presentar el producto. 

Independientemente del costo de los catálogos tradicionales, la vida avanza y la tecnología más. El sector del mueble da la impresión que sigue anclado en las mismas costumbres y formas, que nadie se atreve a dar el primer paso, a cambiar. Personalmente pienso que el que avance en este sentido tendrá un elemento diferenciador importante y ventaja respecto al resto de fabricantes. Hay que diferenciarse.

PORTADA DE CATÁLOGO TRADICIONAL

Las tiendas deberían presentar el producto en el ordenador o en tablets y que la presentación pudiera hacerse sobre una pantalla táctil interactuando con los clientes, cambiando módulos, medidas, colores...

Hay fabricantes que incorporan un programa de gestión o herramientas útiles en sus webs que plasmadas en un catálogo digital serían más efectivas, me refiero a aplicaciones que permiten cambiar en una composición el color y la textura de las partes, del mobiliario e incluso de las paredes o suelos. Os dejo un par de enlaces para que lo comprobéis vosotros mismos, enlace emede ,  enlace finsaenlace giessegi ...

Poco a poco debemos acostumbrarnos a las nuevas tecnologías y a las nuevas formas de trabajar. Esos catálogos pesados, con multitud de fotografías plasmando las diferentes posibilidades de combinación de módulos y colores; realizado muchísimo esfuerzo y dinero por los fabricantes, en multitud de ocasiones mueren en las estanterías de las tiendas y la situación no tiene sentido.

Habrá que hacer buen diseño de producto, fotografía o render, elegir bien los escenarios, la luz, los colores pero cambiará la forma de presentarlos.

Me gustaría que vierais como las nuevas tecnologías entran en nuestras vidas. El sector del mueble debería estar atento y ser ejemplo de cómo reconvertirse porque tal y como está planteado el futuro es incierto. Debemos aprovechar esta oportunidad para modernizar el sector, generar valor añadido y ser los primeros en marcar diferencias.



¿Que os parece la propuesta?

Hasta la próxima entrada :)